WEFOUNDManual Practico Para El Cultivo del Naranjo (Spanish Edition)


Se sabe de ella desde el siglo XVI a.C., expuesta en los textos eróticos hindúes Ananga-Ranga. Aunque en Occidente nos tomó un poquito más aceptarla médicamente: para los años 70 del siglo pasado. La eyaculación femenina fue entonces motivo de investigación. 

Cuando la eyaculación femenina comenzó a estudiarse formalmente, el término ‘Squirt’ o ‘Squirting’ se convirtió en sinónimo de dicha expresión del orgasmo. Hasta el día de hoy, enciclopedias e innumerables publicaciones, desde los más casuales hasta las súper especializadas continúan englobando los términos. Y, al parecer, hemos estado equivocados. 

En 2011, el sexólogo Emmanuele A. Jannini de la Università degli Studi di Roma Tor Vergata, y el biólogo mexicano Alberto Rubio-Casillas, quienes han estudiado de fondo el fenómeno de la eyaculación femenina, encontraron que no era lo mismo eyacular que producir un squirt. Es decir, no toda expulsión de líquido desde la uretra durante la excitación intensa, o una fuerte oleada de placer, es una eyaculación. 


21fnCbFUDOL